Uncategorized

MICROCRÍTICA: g. love and special sauce

“G. Love And Special Sauce” (Okeh, 1994)
Voz alocada, contrabajo sensual, guitarra austera y kit de batería: todo lo que necesita este insólito trío blanco para reducir el rap a cenizas, esparciéndolas con un soplo de blues primitivo, y ridiculizar de paso a los “grandes artistas” que se prodigan con abortos unplugged. Increíble: suenan como si Primus hicieran versiones acústicas de John Lee Hooker. (362 caracteres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s