Uncategorized

MICROCRÍTICA: house of pain

“Same As It Ever Was” (Tommy Boy, 1994)
En su segundo LP, el trío yanqui-irlandés construye casi todos sus temas sobre un esqueleto pseudo jazzístico de batería y bajo acústico, al que superponen sus voces gamberras y chillonas. Con la vista puesta en el boxeo, la santería, la violencia macarra y la cerveza, este debe ser el disco preferido de Mickey Rourke para acompañar sus momentos de autodestrucción. (367 caracteres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s