Uncategorized

MICROCRÍTICA: pizzicato five

“Made In USA” (Matador, 1994)
Estética 60’s de pelucón y minifalda a lo Twiggy para “el combo más cool del Japón”. Retoman el seudojazz de los filmes de Demy, las sintonías (de Hawai 5-0 a James Bond) y el soul más radiante, ejercitan la locura a lo Deee-Lite pero sin sus juguetes, y no renuncian a las moderneces (el acid jazz más plácido o las bases hip hop). Tremendamente divertido, y con el morbo añadido de una niña-mujer que canta en un japonés híbrido. (431 caracteres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s