Archive | febrero 2014

Mardi Gras, la fiesta sin fin (2)

Professor Longhair, autor de uno de los himnos del Mardi Gras

Professor Longhair, autor de uno de los himnos del Mardi Gras

En Nueva Orleans es tiempo de carnaval, máscaras, disfraces, collares de falsas perlas, desfiles de carrozas y exhibiciones de tribus indias. Únete a la fiesta con la segunda sesión dedicada al Mardi Gras.
Leer Más…

Mardi Gras: laissez les bons temps rouler!

Una de las carrozas de Mardi Gras. Foto: Carol M. Highsmith, Library Of Congress

Una de las carrozas de Mardi Gras. Foto: Carol M. Highsmith, Library Of Congress

Mucha gente sigue creyendo que el mejor carnaval del mundo es el de Río de Janeiro. No seré yo quien les diga lo contrario, pero estoy convencido de que el evento brasileño no tiene detrás la historia del Mardi Gras en Nueva Orleans.
Leer Más…

Prince, desmontando el mito

Escribir un libro sobre cualquier artista muerto o grupo desaparecido (léase Elvis Presley, Lou Reed, The Beatles o The Velvet Underground) tiene poco mérito y es relativamente sencillo, porque se trata de personajes que tienen un opus acabado (solo ampliado con grabaciones post-mortem, generalmente de poco valor y con voluntad sacaperras). En cambio, hacerlo sobre un músico en activo es algo mucho más complejo. Y si, además, es un músico de culo inquieto como Prince, la tarea ya puede convertirse en titánica.

A lo largo de casi quinientas páginas (más sesenta de notas y dieciséis de fotografías, bibliografía aparte), el novelista británico Matt Thorne (Bristol, 1974) intenta escribir el tratado definitivo sobre el genio de Minneapolis en “Prince” (2012; Alba Editorial, 2013). Y digo intenta porque, dada la frenética actividad del protagonista en los últimos meses, el libro queda ya desfasado a la semana de su publicación, aunque ha tardado siete años en elaborarse. Pero salvo ese problema, esta voluminosa biografía tiene más aciertos que fallos. A pesar de que el autor es un fan irredento de Prince, raramente cae en la hagiografía y tiende a ser bastante crítico con sus obras más discutibles.
“Prince” se articula sobre dos ejes básicos: las entrevistas con personas muy cercanas a nuestro héroe (y no hablamos de segundones, sino de Wendy Melvoin, Lisa Coleman, Alan Leeds, Eric Leeds, Arthur Baker y Dez Dickerson, e incluso de admiradores como Stephin Merritt y Alexis Taylor, de Hot Chip), y el análisis exhaustivo (y cuando digo exhaustivo, no exagero; a veces llega a agotar tanto detallismo) de las diversas etapas y discos (los editados y los inéditos) del artista, de sus colaboraciones y de sus pupilos (con una especial atención a sus proyectos con mujeres, desde Apollonia 6 hasta Ingrid Chavez), de su relación con el hip hop y de su carácter de pionero de la utilización de internet para distribuir su obra.
Lo mejor de todo es que Thorne, lejos de caer en la admiración del fan que se lo traga todo, tiende a la desmitificación. Por ejemplo, en el capítulo dedicado a la hazaña de las veintiuna noches de conciertos en Londres: de acuerdo, reconoce que estuvo en diecinueve de esos conciertos y en trece de los catorces shows post-bolos, pero en su pormenorizado análisis de ellos no se corta en llegar a decir que “al principio, me preocupaba acabar cada artículo diciendo que ésa había sido la mejor noche de todas; ahora, mi preocupación era que cada una de las noches que quedaban iba a ser la peor”.
No es el único mito sobre Prince que Thorne desmonta: por ejemplo, la tan cacareada colaboración con Miles Davis fue menos brillante de lo que se esperaba, los conciertos “secretos” después de los oficiales no siempre son tan espectaculares y únicos como se creía, y el material inédito que guarda a cal y canto tal vez no es tan bueno y es mejor que siga enterrado.
En cualquier caso, con esta obra los fans del autor de “Kiss” quedarán satisfechos, y los que no lo son, podrán admirar el trabajo obsesivo de un personaje que, guste o no, es uno de los artistas más importantes de la música actual. Eso sí, se habría agradecido un apéndice con la discografía completa. Y, a nivel personal, dos últimas reflexiones: una, nunca había tomado tantas notas al leer un libro como en este caso (básicamente, para volver a escuchar discos o canciones a los que no presté demasiada atención en su momento); y dos, para seguir día a día la trayectoria de Prince, más que un volumen como este, se necesita una web, y eso es lo que hacen los creadores de Princevault, la fuente de información más actualizada que puede encontrarse hoy en día sobre Prince.

Mardi Gras, la fiesta sin fin (1)

Galactic, renovando la tradición del Mardi Gras. Foto: Zack Smith

Galactic, renovando la tradición del Mardi Gras. Foto: Zack Smith

El 4 de marzo tendrá lugar en Nueva Orleans el célebre Mardi Gras. Calentamos motores con la primera de las dos sesiones dedicadas a uno de los carnavales más espectaculares. Ponte la máscara… ¡y a bailar!
Leer Más…

Del Museo del Vudú a Marie Laveau

Angela Bassett encarna a Marie Laveau en American Horror Story: Coven

Angela Bassett encarna a Marie Laveau en American Horror Story: Coven

Uno de los lugares más curiosos que visité en Nueva Orleans fue el Museo del Vudú. A decir verdad, no recuerdo cómo lo descubrí, pero creo que fue por casualidad. Está en el 724 de la Rue Domaine, una calle que va a parar a Bourbon Street, así que era fácil encontrarlo.
Leer Más…