literatura, películas, series

“Treme”: Ain’t Got No Home (2)

El director Spike Lee en Nueva Orleans durante el rodaje de su documental “When The Levees Broke. A Requiem In Four Acts” (2006)

El huracán Katrina asoló Nueva Orleans a finales de agosto de 2005: el ochenta por ciento quedó inundado cuando los diques de contención del lago Pontchartrain cedieron. Balance: más de 1.800 muertos, con 182.000 edificios completamente destruidos y cerca de medio millón de viviendas con daños. Y, a pesar de las circunstancias, la creatividad se desbordó.

En 2010, durante la visita que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, realizó a la ciudad en el quinto aniversario de la tragedia, aseguró en un discurso que Nueva Orleans se ha convertido en un “símbolo de resistencia y de sentido comunitario”. Y habría que añadir: “Y en una explosión de creatividad”.

En un artículo titulado “El Katrina como una de las bellas artes”, publicado en El País el 21 de agosto de 2010, Andrea Aguilar explicaba cómo ese hecho trágico había inspirado series de televisión (como Treme), documentales y libros… Desde el punto de vista literario, podemos destacar Zeitoun (Mondadori, 2010), de Dave Eggers, un relato de no ficción que cuenta la historia real de un héroe anónimo del Katrina arrestado y acusado injustamente de pertenecer a Al Qaeda, y la obra de teatro de Rob Florence The Hurricane Katrina Comedy Festival (2010).

Todo eso, sin contar con la innumerable cantidad de conciertos y discos de tributo para recaudar fondos para las víctimas y distintas asociaciones y los álbumes con canciones basadas en la catástrofe.

En el terreno del documental, habría que citar títulos como Faubourg Tremé. The Untold Story Of Black New Orleans (Lolis Eric Elie y Dawn Logsdon, 2008); Trouble The Water (Tia Lessin y Carl Deal, 2008), nominado al Óscar y premio al Mejor documental en el festival de Sundance; y, claro está, el ambicioso y monumental When The Levees Broke. A Requiem In Four Acts (Spike Lee, 2006), realizado para la HBO. Para la misma cadena, el director afroamericano volvió a Nueva Orleans para dirigir una especie de secuela, If God Is Willing And Da Creek Don’t Rise (2010), donde retomó a algunos de los personajes varios años después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s