discos

El folk con X de Exene Cervenka

Cantante, artista visual y poeta, es conocida sobre todo por ser la vocalista del grupo de punk-rock californiano X. En el día de su cumpleaños recordamos uno de sus discos en solitario, en el que demostró su particular visión del folk.

Christene Lee Cervenka, más conocida como Exene Cervenka (nacida el 1 de febrero de 1956 en Chicago), conoció a los 21 años al bajista y cantante John Doe. Junto con el guitarrista Billy Zoom y el batería DJ Bonebrake crearon en 1977 en Los Ángeles la banda X. Dave Alvin (The Blasters), quien sustituyó por un corto período de tiempo a Zoom, enseñó a la cantante a tocar la guitarra.

Alvin se reencontró con Cervenka, Doe y Bonebrake en el grupo de country y rockabilly The Knitters, con solo un par de álbumes: Poor Little Critter On The Road (1985) y The Modern Sounds Of The Knitters (2005).

A lo largo de su carrera, Exene también ha publicado libros de poemas, ha hecho performances de spoken word junto con Lydia Lunch y ha exhibido sus pinturas y collages.

Pocos meses antes de la edición de su disco en solitario Somewhere Gone (2009) en el sello Bloodshot, reveló que padecía esclerosis múltiple. Algún malintencionado podría pensar que el sonido folk del álbum fue fruto de la enfermedad, y se preguntaría dónde quedó aquella enérgica cantante y letrista de X.

Naturalmente, olvidaría que, tras la primera ruptura del grupo punk a finales de los ochenta, grabó dos álbumes acústicos, Old Wives’ Tales (1989) y Running Sacred (1990). Así que la afición de la polifacética artista por las raíces norteamericanas es un rasgo que le viene de lejos y que, por cierto, comparte con su exmarido y colíder en X, John Doe.

Describir Somewhere Gone simplemente como folk es quedarse corto, claro. Vale, encontramos luminoso folk de regusto naíf (Trojan Horse, Fevered Paper, Insane Thing), con ecos de la Europa del Este (Pinpoints), donde las armonías vocales y el violín de Amy Farris (fallecida con solo 40 años poco antes de salir el disco) aportaban las coordenadas básicas del género, llevadas a sus últimas consecuencias en la versión del bluegrass tradicional The Willow Tree.

Pero Cervenka no se limitaba a las viñetas más o menos acústicas: así, se ponía en la piel de una Nancy Sinatra en el pop de chicas Surface Of The Sun (con un cierto regusto al These Boots Are Made For Walking) y de una Dusty Springfield en un Fine Familiar de tintes soul, y probaba el sabor del rock’n’roll en Walk Me Across The Night –con un piano boogie en un guiño al (You Never Can Tell) C’est La Vie de Emmylou Harris– y del wéstern fronterizo en Where Do We Go From Here.

Por cierto, en una entrevista en 2015, Doe declaró que, en realidad, su exesposa no padecía esclerosis múltiple, que todo había sido fruto de un diagnóstico erróneo y que gozaba de buena salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s