Kenny Neal, el blues de Baton Rouge

Kenny Neal en el W.C. Handy Blues & Barbecue Festival de 2010. Foto: Steve Shaffer / Kentucky Educational Television

Kenny Neal en el W.C. Handy Blues & Barbecue Festival de 2010. Foto: Steve Shaffer / Kentucky Educational Television

En la anterior sesión, Seis cuerdas y algo más, pudimos escuchar a diversos guitarristas de Nueva Orleans y sus alrededores. Por eso, es un buen momento para recordar la entrevista que le hice a Kenny Neal, uno de los representantes de la escena de Baton Rouge.

El año: 1995. Kenny Neal se encuentra en España para promocionar su quinto álbum, Hoodoo Moon. El guitarrista de Baton Rouge, hijo del cantante y armonicista Raful Neal (1936-2004), debutó en 1987 con Bio On The Bayou (reeditado en 1988 como Big News From Baton Rouge!!), a los que seguirían Devil Child (1989), Walking On Fire (1991) y Bayou Blood (1992).

Tu padre es un bluesman, y creciste rodeado por otras leyendas como Buddy Guy o Slim Harpo. ¿Se puede decir que era tu destino ser un músico de blues, casi como si lo llevaras en la sangre? Sí, siempre estuve rodeado de blues. Nací en el blues.

Además de ti, están Bernard Allison, Kinsey Report, Lucky Peterson, Chris Thomas King… ¿Podemos hablar de una segunda generación de bluesmen mejor preparados que sus padres? La segunda generación… Está bien ver que ellos se interesan por el blues, porque durante mucho tiempo, antes de que volviera a sonar en todas partes, nadie quería tocarlo; lo relacionaban con la música antigua. Solía decirse: “Mi padre toca este tipo de música, mi mamá escucha blues, nosotros queremos disco”. Por eso está bien que ahora todos vuelvan a mostrar interés.

Raful Neal, el iniciador de una saga familiar

¿Cuál es tu mayor influencia como músico? Sobre todo, mi padre y Slim Harpo. Soy de una pequeña ciudad del campo, Baton Rouge, así que mis héroes eran ellos, porque siempre estaban cerca. Y, además, Jimmy Reed, Howlin’ Wolf, Lightnin’ Hopkins, Lazy Lester… todo lo que solía escuchar.

Tabby Thomas y su hijo Chris Thomas King también son de esa zona. ¿Es posible hablar de una escena local de blues, comparable a la de Chicago? En Baton Rouge, como procedemos de criollos franceses, la música es una mezcla entre blues y cajun; por eso tenemos un estilo diferente al de Chicago, más country-cajun-blues-swamp.

El productor J.D. Miller creó el llamado swamp blues, con varios artistas de Louisiana… Sí, mi padre grabó con él. Le conozco bien; me dio una placa al “mejor artista revelación” en el festival de blues de Baton Rouge.

En 1993 hiciste una gira por África. ¿Qué aprendiste de ese continente? Estuve en siete países. En algunos de ellos, la música sonaba como la música con la que crecí. No conocía la lengua, pero fue como decir: “Ahora sé de dónde vengo”. Era como gospel. En Uganda y Ruanda tocaban instrumentos de cuerda y sonaban muy blues.

Al año siguiente, en 1994, fuiste telonero de B.B. King en un tour por Japón. ¿Te enseñó algo el artista de blues que más trabaja? He aprendido de él durante toda mi vida, no específicamente en esta ocasión, porque mientras crecía siempre le había prestado atención. Descubrí, sin embargo, que es un hombre muy bueno, muy amable con todos.

¿Crees que ir de gira casi sin interrupción es la mejor forma de aprender? La experiencia, sí, vivir y aprender, es probablemente lo mejor.

La dedicatoria de Kenny Neal, estampada en la portada de

En la canción Carrying The Torch, incluida en Hoodoo Moon, dices que el blues es como tu padre y tu madre. ¿Significa tanto para ti? El blues ha sido una parte de mi vida. Incluso mis abuelos, cuando se sentaban frente al fuego, cantaban gospel. Era una forma de superar y olvidar los problemas que tenían. El blues siempre estuvo allí, para podernos expresar.

En otras canciones, como I’m A Blues Man, reconoces la importancia de mantener la tradición viva, pero utilizas elementos de funk y rock. ¿No es contradictorio? Es algo delicado, porque no quieres alejarte mucho de las raíces del blues, aunque al haberte criado en esa zona, con el funk y el rock’n’roll, intentas mezclarlos, pero permaneciendo en la tradición. De todas formas, no me da miedo experimentar un poco.

Lucky Peterson dice que toca blues “para los jóvenes de hoy”. ¿Tienes la misma intención? Toco para los jóvenes, pero la mayoría de mis fans son mayores. Mi público está entre los 45 y los 50 años.

¿Qué elementos debe tener el blues moderno? ¿Debe abrirse a otros estilos? Cuando dices “blues”, a veces la gente piensa: “Oh, tío, es música vieja”. Por eso me presento como Kenny Neal, y no como Kenny Neal Blues Band. A  veces, cuando dices “blues”, piensan que tienes 150 años y que tocas música para caer dormido. Pero creo que solo es música del corazón.

¿Qué opinas de la fusión de rap y blues de Chris Thomas King? Bueno, es lo que le gusta hacer a él. Está bien, pero me quedo con Muddy Waters. No creo que Chris quiera ser reconocido como un artista de blues: es más joven que yo, se ha criado con el funk y el rap. El blues es más bien para su padre. Pero está bien, ha avanzado.

Kenny Neal en 2001

¿Qué prefieres tocar, la guitarra o la armónica? Depende de cada canción y del momento, no tengo un instrumento favorito. Pero cuando me lo paso realmente bien es tocando la lapsteel.

¿Puedes adelantarme algún proyecto? The Neal Family, con mi padre y mis hermanos. Vengo de una gran familia, somos once hijos.

Si echamos un vistazo a la web de Kenny, vemos que actualmente esa Neal Family ya no solo incluye a sus hermanos -Raful “Lil Ray”, guitarrista; Jackie, cantante, fallecida en 2005; Frederick, teclista; Darnell, bajista; Noel, bajista; Ronnie, percusionista, fallecido en 2004; Larry, batería; Graylon, batería; y las gemelas Charlene y Darlene, cantantes-, sino que la tradición se ha extendido a sus hijos -Kenny “Bounce” Jr, productor y multiinstrumentista, y Syreeta, cantautora y guitarrista- y a sus sobrinos –Tyree, guitarrista, teclista y cantante-. Eso sí es una saga.

Y para comprobar cómo el talento se hereda, un documento único, perteneciente al programa Neal’s Place de 2007 que Kenny presentaba en un canal local por cable de Palo Alto (California), donde conversaba y cantaba con diversas figuras del blues. En esta ocasión le acompañó su propia hija, Syreeta.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

About Ciudad Criolla

Ciudad Criolla tiene como objetivo constituirse como un punto de referencia para todos los aficionados a la roots music elaborada en Estados Unidos; una roots music cuyo principal rasgo es, precisamente, su impureza construida sobre una mezcla de influencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: