artículos

Bill Monroe, el padre del bluegrass

Fue el creador de un estilo destilado en las montañas Apalaches, macerado como el whisky de Kentucky entre la tradición heredada de Europa y la experimentación. Su banda dio nombre a uno de los géneros de raíces norteamericanas más virtuosos, el bluegrass. Hoy se cumplen veinticuatro años de su muerte.

En las Smokey Mountains y los Apalaches, los descendientes de los pioneros británicos tenían una cultura musical limitada a los himnos religiosos y a las canciones melódicas; la evolución de ese folklore montañés daría lugar al bluegrass, un estilo de country virtuoso.

El creador del bluegrass tal y como lo conocemos fue el mandolinista William Smith Monroe, más conocido como Bill Monroe, nacido el 13 de septiembre de 1911 en Rosine, Kentucky. Con sus hermanos Birch (violín) y Charlie (guitarra) formó los Monroe Brothers.

Tras su disolución, Bill creó los efímeros The Kentuckians –por ese motivo, algunos opinan que su estilo característico podría haberse bautizado como “kentuckian”–, a los que seguirían The Blue Grass Boys.

En 1940 hizo su primera grabación en solitario, ocho temas entre los que se incluía una de sus canciones características, su versión del Mule Skinner Blues de Jimmie Rodgers.

La formación de los Blue Grass Boys sufrió diversas transformaciones, mientras Monroe experimentaba con el sonido. El cambio clave en 1945 llegó con la incorporación del guitarrista Lester Flatt y del banjo Earl Scruggs.

Esta nueva banda creó el sonido conocido como bluegrass. En un principio, fue considerado como folk vanguardista, por el estilo radical de Scruggs tocando el banjo. La instrumentación era íntegramente acústica: incluía banjo, mandolina, guitarra, violín y contrabajo, y se completaba con características armonías vocales.

Pero pronto se dieron cuenta de que este estilo no era folk, ni tampoco country: este dilema sigue hoy día, porque la industria intenta etiquetarlo como un subgénero, cuando en realidad es algo único.

Creador de éxitos como Blue Moon Of Kentucky, Uncle Pen y Kentucky Waltz, entre otros, con una carrera que abarcó seis décadas, Monroe falleció el 9 de septiembre de 1996 a los 84 años en Springield, Tennessee. Su muerte supuso la desaparición del que era considerado como “padre del bluegrass”.

Con el tiempo, este estilo colorista y enérgico ha seguido evolucionando. En los sesenta, durante el boom folk, experimentó un auge, y los músicos más jóvenes le añadieron toques de jazz y rock e instrumentos eléctricos, dando lugar al newgrass o bluegrass progresivo.

Todo ello se lo debemos a Bill Monroe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s