discos

Peter Green, salvado por Robert Johnson

Después de pasar por los Bluesbreakers de John Mayall y de crear Fleetwood Mac, las adicciones y otros problemas lo alejaron de la música. Pero, a finales de los noventa, el blues se convirtió en un impulso vital para concederle una nueva oportunidad.

Apasionado por guitarristas como Hank Marvin (The Shadows) y B.B. King, el londinense Peter Green (nacido el 29 de octubre de 1946 y fallecido el pasado 25 de julio) empezó su carrera triunfal al substituir a Eric Clapton en los Bluesbreakers de John Mayall entre 1966 y 1967.

Y, como de todos es sabido, más tarde fue uno de los fundadores de Fleetwood Mac, con quienes estuvo entre 1967 y 1970. Pero el LSD, los problemas de salud mental y la antipatía hacia la industria discográfica lo apartaron de la vida pública y de la música.

En 1996, coincidió con un viejo amigo, Nigel Watson, quien lo convenció para que volviera a la carretera: así nació el Peter Green Splinter Group. Y fue precisamente un disco dedicado al legendario Robert Johnson, The Robert Johnson Songbook (1998) –después de un debut homónimo en 1997– el que relanzó la carrera de Green y con el que ganó un premio WC Handy en 1999 al mejor álbum de regreso.

Hot Foot Powder (2000) fue el segundo trabajo que el Splinter Group dedicaba al material de Johnson, y fue concebido como un proyecto para reinventar de forma fresca e innovadora la música del legendario cantante y guitarrista, con la ayuda de arreglos especiales e invitados de postín. Entre ellos, artistas norteamericanos cuya experiencia abarcaba toda la historia del blues.

Así, contaron con Honeyboy Edwards, quien compartió escenario con Johnson; Hubert Sumlin, miembro de la generación que estableció el blues de Chicago en los cincuenta; Buddy Guy y Otis Rush, fieros exponentes de la escuela de Chicago; Joe Louis Walker, uno de los renovadores del género, y Dr. John, una institución del piano de Nueva Orleans.

Las austeras creaciones de Johnson quedaron convertidas en rhythm’n’blues del más distinto pelaje: pausado (I’m A Steady Rollin’ Man, con Rush), tabernario (From Four Until Late, con Dr. John), funk (Little Queen Of Spades, de nuevo con Rush), vodevilesco y cercano al ragtime (They’re Red Hot, otra vez con Dr. John) y puramente eléctrico (Cross Road Blues, con Guy).

En otras ocasiones conservaban la crudeza desnuda de las originales: la obsesiva Preachin’ Blues, Malted Milk o la definitiva Come On In My Kitchen.

Plácido y nada estridente, Hot Foot Powder se estableció como un perfecto retrato de la evolución del blues desde Robert Johnson hasta nuestros días.

Después de publicar varios álbumes, el Splinter Group se disolvió en 2004 cuando Green abandonó el grupo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s