discos

Lucinda Williams, perfeccionista

2020 fue un año prolífico para la cantautora de Louisiana. Además de su álbum Good Souls Better Angels, lanzó Lu’s Jukebox, una serie de varios volúmenes grabados en directo en streaming, donde repasaba los cancioneros de Tom Petty, Bob Dylan y The Rolling Stones y clásicos del southern soul y del country. Para celebrar su fecha de nacimiento tal día como hoy, recordamos el disco que la descubrió para el gran público.

La prensa más faltona la describió como una neurótica perfeccionista… y un poco de razón tenía. Lucinda Williams (26 de enero de 1953, Lake Charles, Louisiana) tardó tres años en grabar su quinto álbum, Car Wheels On A Gravel Road, en un proceso que pasó por varios productores –Gurf Morlix, the twangtrust (Steve Earle y Ray Kennedy), Roy Bittan– y varias ciudades (Austin, Nashville, Los Ángeles) por una simple razón: nunca estaba satisfecha.

La espera mereció la pena: el disco se editó en junio de 1998 y se convirtió en el trabajo que la lanzó a la fama a pesar de llevar veinte años de carrera. No solo obtuvo éxito comercial y crítico (Grammy al mejor álbum de folk contemporáneo), sino que se erigió en la quintaesencia de la americana, con su entramado de folk, country, blues, cajun y rock, y grandes canciones como Lake Charles, Greenville –con Emmylou Harris–, Joy, Jackson y Still I Long For Your Kiss.

El plantel de colaboradores era impresionante, con algunas de las mejores figuras del género: Buddy Miller (guitarras), Greg Leisz (guitarra y mandolina), Jim Lauderdale (voces), Charlie Sexton (guitarra y dobro) y Donald Lindley (batería), además de Earle, Kennedy, Morlix y Bittan ejerciendo también de instrumentistas.

La reedición de lujo de este trabajo, aparecida en 2006, fue destacable por varios motivos. El primer CD incluía el álbum original remasterizado. Además, incorporaba dos inéditos procedentes de las sesiones de Austin (el Down The Big Road Blues de la blueswoman Mattie Delaney y Out Of Touch) y una versión alternativa de Still I Long For Your Kiss para la banda sonora de El hombre que susurraba a los caballos (Robert Redford, 1998).

El segundo CD recogía un concierto también inédito, grabado en Filadelfia en julio de 1998, para el programa de radio WXPN World Café. En él, Lucinda recreaba nueve canciones de Car Wheels… junto con otros temas antiguos. Con este material adicional, esta deluxe edition estaba más que justificada.

En diciembre de 1998, la cantautora, con una banda en la que destacaban las guitarras de Kenny Vaughan y John Jackson y las armonías de Jim Lauderdale, también participó en el mítico programa Austin City Limits para repasar Car Wheels On A Gravel Road, del que interpretó diez canciones.

Entre ellas, brillaban las baladas Greenville y Still I Long For Your Kiss, los inequívocos sabores a Louisiana (ese acordeón cajun) de Lake Charles y Jackson, y el magnífico country-blues Can’t Let Go compuesto por otro genio olvidado, Randy Weeks.

Lucinda también recordó temas de discos anteriores, como el blues de Lil’ Son Jackson Disgusted –de su debut Ramblin’ On My Mind (1979)– y una canción propia de su álbum homónimo de 1988 que triunfó en la voz de Mary Chapin Carpenter en 1992, Passionate Kisses. El concierto se editó en 2005 en el DVD Live From Austin, TX, y ofrecía un excelente retrato de la genialidad de esta gran dama de la americana.

Podéis leer más críticas de Lucinda Williams en esta página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s