discos

Irma Thomas, la Soul Queen de NOLA

Con el respaldo del legendario Allen Toussaint, se erigió en la “reina soul” de Nueva Orleans. Y, a pesar del bajón provocado por la infame British Invasion, resurgió poderosa a finales de los ochenta para reivindicar su trono. A un día de su cumpleaños recordamos uno de sus álbumes.

Su vida parece un culebrón: a los 14 años, cuando estaba embarazada y trabajaba como cocinera en un restaurante, Irma Thomas (nacida el 18 de febrero de 1941 en Ponchatoula, Louisiana) hizo una prueba para el músico Tommy Ridgely. Poco después, en 1959, grabaría su primer single, Don’t Mess With My Man.

La época de su mayor fama, cuando se convirtió en la “Reina Soul” de Nueva Orleans, fue al grabar en el sello Minit, a las órdenes del legendario compositor y productor Allen Toussaint. De su colaboración surgieron clásicos como It’s Raining (1962) y Ruler Of My Heart (1963). En 1964, tras pasar a Imperial Records, lanzó su hit Wish Someone Would Care.

Durante la época de la invasión de grupos británicos, dejó el negocio musical y se fue a Los Ángeles a trabajar como dependienta, hasta que a finales de los setenta volvió a Nueva Orleans. Allí contactó con el productor Scott Billington y grabó una serie de discos para el sello Rounder, hasta llegar a The Story Of My Life (1997).

Grabado con músicos habituales de la escena neorleana y de Memphis como el guitarrista Michael Toles, el pianista David Torkanowsky, el bajista George Porter Jr. y el guitarrista y compositor Dan Penn, este trabajo pecaba de una producción demasiado aséptica y pulida de raíces: eso se traducía en algunos cortes demasiado convencionales, como las baladas The Story Of My Life y Cried Too Long.

Por suerte, el poderío de Irma quedaba demostrado en el rhythm’n’blues soulero de No Use Talkin’ y Love Don’t Get No Better Than This (donde por fin se oía un solo de saxo caliente); en ese terreno fronterizo entre el blues y el pop tan querido por Bonnie Raitt, como I Count The Teardrops y Keep The Faith, y en baladones como Get Here (donde la química entre su voz y la de Charles Elam funcionaba muy bien).

Sin embargo, los momentos culminantes del disco llegaban con I Won’t Cry For You, un rhythm’n’blues al estilo Nueva Orleans donde el piano por fin se soltaba con piruetas tabernarias, y con la versión del Dr. Feelgood de Aretha Franklin.

Tal vez el problema radicaba en que los músicos estaban demasiado comedidos o en que el material no era el más idóneo. En cualquier caso, Irma seguía llevando con dignidad la corona de reina soul.

Tras The Story Of My Life, Thomas grabó Sing It! (1998) –con Marcia Ball y Tracy Nelson–, My Heart’s In Memphis: The Songs Of Dan Penn (2000), After The Rain (2006) –Grammy al mejor disco de blues contemporáneo– y Simply Grand (2008). En 2020 lanzó Love Is The Foundation, su primer trabajo en estudio tras más de una década.

Además, ha colaborado en álbumes de B.B. King (Blues Summit, 1993), de Galactic (Ya-Ka-May, 2010) y del actor, pianista y cantante Hugh Laurie (Let Them Talk, 2011), y ha participado en discos colectivos como Our New Orleans 2005. A Benefit (2005), Goin’ Home. A Tribute To Fats Domino (2007) y la banda sonora de Treme (2010), serie en la que también apareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s