artículos

Jimmie Vaughan, la elegancia texana

El recurso fácil es decir que es el hermano mayor del desaparecido Stevie Ray Vaughan. Pero eso sería quitarle méritos a un guitarrista y cantante considerado por la revista Guitar Player como “una leyenda viva”, y admirado por figuras como B.B. King, Buddy Guy y Eric Clapton. A un día de su cumpleaños repasamos su carrera.

Jimmie Vaughan, nacido el 20 de marzo de 1951 en Dallas (Texas), tiene sobrados motivos para ser uno de los mejores y más respetados guitarristas del mundo, desde que empezó a escuchar blues añejo y rock’n’roll en la radio, en la voz de locutores míticos como Wolfman Jack –inmortalizado en el filme American Graffiti (George Lucas, 1973)–, hasta que enseñó a tocar la guitarra a su hermano Stevie Ray.

Entre los logros de su carrera hay que destacar la creación a mediados de los setenta, junto con el armonicista Kim Wilson, del grupo The Fabulous Thunderbirds, un vehículo ideal para el renacimiento del blues, moderno en su impacto y al mismo tiempo fiel a la tradición. A partir de 1975 los Thunderbirds se convirtieron en la banda del local Antone’s de Austin, y tocaron con B.B. King, Buddy Guy y Muddy Waters, entre otros.

Jimmie editó siete álbumes con los Fabulous Thunderbirds, y en 1990 dejó el grupo. En esa época grabó con su hermano el disco Family Style (1990), acreditado a The Vaughan Brothers. Pero la muerte de Stevie en accidente aéreo ese mismo año lo alejó de las giras y los estudios, hasta que en 1993 su amigo Eric Clapton lo invitó a telonearlo en Londres. Un año después aparecería por fin su debut en solitario, Strange Pleasures (1994), al que seguiría Out There (1998).

Do You Get The Blues? (2001) fue el tercer álbum de Jimmie, quien tenía las ideas muy claras a la hora de afrontar este proyecto: “Quería hacer un disco de blues romántico. En ese momento escuchaba jazz y a Sarah Vaughan. Así que quería juntar mi blues sucio de guitarra y los sentimientos románticos”.

En el resultado final contó mucho la banda que lo acompañaba, que incluía, entre otros, a su hijo Tyrone Vaughan a la guitarra, George Rains a la batería y, sobre todo, Bill Willis, cuyo órgano Hammond tenía una destacadísima presencia en todos los temas.

Aunque como guitarrista Jimmie exhibe un sonido mucho más clásico y estilista que el explosivo blues-rock de su fallecido hermano, como compositor comparte la mente abierta de Stevie hacia fusiones con otros estilos. Esto se hacía evidente en temas como el sensual blues-soul Without You, con sutiles elementos funk; el intenso Let Me In, con pinceladas latinas aportadas por las congas; Don’t Let The Sun Set, con una flauta que remitía al funk sesentero, y el instrumental de vocación jazz Planet Bongo.

Más cerca del rhythm’n’blues convencional, Jimmie se superaba en el típico tornado texano Robbin’ Me Blind, en el instrumental Dirty Girl (ideal para strippers), en el Slow Dance Blues (con el saxo tórrido de Greg Piccolo) y en el delicioso country-blues acústico The Deep End, donde tocaba la slide y contaba con James Cotton a la armónica.

Otra colaboradora destacada era su vieja amiga Lou Ann Barton, quien aportaba su voz en Out Of The Shadows, Power Of Love y el In The Middle Of The Night de Johnny Guitar Watson, con la base rítmica de los Double Trouble (Tommy Shannon al bajo y Chris Layton a la batería).

Jimmie frente a su Cadillac Coup de Ville de 1961 customizado

Do You get The Blues? obtuvo el Grammy al mejor álbum de blues tradicional. Lo de tradicional es algo discutible, pero en cualquier caso fue importante que se reconociera el talento de Jimmie Vaughan.

Después, Jimmie ha publicado On The Jimmy Reed Highway (2007), con Omar Kent Dykes; los imprescindibles Plays Blues, Ballads & Favorites (2010) y su secuela Plays More Blues, Ballads & Favorites (2011) –este acreditado con Lou Ann Barton–, reunidos en 2020 en el doble The Pleasure’s All Mine–; el directo Live At C-Boy’s (2017) –como Jimmie Vaughan Trio Featuring Mike Flanigin–, ‎y el soberbio Baby, Please Come Home (2019).

Al margen de sus trabajos como solista, ha participado, entre otros, en los álbumes Couldn’t Stand The Weather (1984) de su hermano Stevie Ray, Stompin’ Grounds (1985) de Bill Carter, Under The Red Sky (1990) de Bob Dylan, Mighty Long Time (1991) de James Cotton, Boom Boom (1992) de John Lee Hooker, A Man Amongst Men (1996) de Bo Diddley, Milk Cow Blues (2000) de Willie Nelson, Riding With The King (2000) de B.B. King & Eric Clapton, Blues Stop Knockin’ (2001) de Lazy Lester, Pinetop Perkins And Friends (2008) de Pinetop Perkins y The Ice Queen (2018) de Sue Foley.

Además de su indiscutible maestría como músico –Fender fabrica uno de sus modelos Signature inspirado en su guitarra, la Tex-Mex Stratocaster–, Vaughan es un apasionado coleccionista de coches clásicos, muchos de los cuales ha exhibido en museos. En 1999 fue consultor creativo de la excelente boxset de cuatro CDs Hot Rods & Custom Classics. Cruisin’ Song & Highway Hits.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s