discos

Silencio: habla el dobro de Jerry Douglas

Revolucionario del dobro. Foto: Patrick Sheehan

Considerado uno de los mejores intérpretes de dobro del bluegrass y el country, es uno de los músicos de sesión más solicitados en Nashville, y ha aportado sus habilidades a centenares de álbumes. Hoy cumple años, y para celebrarlo recuperamos uno de sus discos, Restless On The Farm.

Paradójicamente, desde su debut en solitario en 1979 con Fluxology, Jerry Douglas –nacido el 28 de mayo de 1956 en Warren (Ohio)– apenas ha publicado una docena de discos con su propio nombre.

Eso sí, su talento con el dobro y la lap steel ha iluminado las grabaciones de personajes como Emmylou Harris, Elvis Costello, Randy Travis, Alison Krauss, Ray Charles, Dolly Parton y The Chieftains, entre muchos otros.

Su colaboración estelar más reciente ha sido con John Hiatt: ambos acaban de lanzar el excelente Leftover Feelings (2021), su –aunque parezca mentira– primer encuentro discográfico.

Como virtuoso que es, Douglas ha explotado el sonido resonante del dobro, ha potenciado su toque agresivo y, con su rápida digitación y el uso del steel, le ha dado un nuevo brillo a un instrumento típico del bluegrass.

Al igual que Ry Cooder, más allá de la simple música tradicional Douglas utiliza las raíces para construir paisajes donde reina la tensión y el sentimiento, estampas con vocación cinematográfica.

En Restless On The Farm (1998) esto se traducía en el exotismo fronterizo de Turkish Taffee, en la lánguida evocación irlandesa de A Tribute To Peador O’Donnell, en el bucolismo de For Those Who’Ve Gone Clear y, sobre todo, en la fuerza del vibrante Passing The Bar, donde con Sonny Landreth (dobro) y Sam Bush (mandolina) diseñaba la perfecta sintonía para un programa radiofónico de country.

Y aún se guardaba un par de ases en la manga: el genial swing jazz de Erroll Garner Like It Is, y ese mano a mano entre dobro y banjo que se marcaba con otro virtuoso, Béla Fleck, en The Ride.

No todo eran instrumentales en este disco: Douglas recurría a algunos amigos cantantes, como Tim O’Brien en el bluegrass Things In Life, Maura O’Connell en la balada de Paul Brady Follow On, John Cowan en el poderoso rhythm’n’ blues de Johnny Winter TV Doctor, y Steve Earle en el clásico de Johnny Cash Don’t Take Your Guns To Town.

Cuando toca su instrumento, las notas hablan, gimen y murmuran como la voz humana: eso es lo que consigue Jerry Douglas, todo un mérito que hay que reconocerle. Así, no es extraño que haya sido elegido diez veces como mejor intérprete de dobro del año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s