podcasts

Hijos adoptivos ilustres

Ani DiFranco, en Nueva Orleans antes y después del Katrina. Foto: Charles Waldorf
Ani DiFranco, en Nueva Orleans antes y después del Katrina. Foto: Charles Waldorf

En verano hablamos de los turistas accidentales, músicos de todo el mundo de paso por Nueva Orleans para grabar algún disco. Pero otros que acudieron atraídos por la ciudad acabaron estableciéndose en ella. Son sus hijos adoptivos.

1 – Willy DeVille – Hello My Lover
2 – Willy DeVille – Bamboo Road
3 – Meschiya Lake & The Little Big Horns – Catch Em Young
4 – Spencer Bohren – Straight Eight
5 – Ani DiFranco – See See See See
6 – Daniel Lanois – Jolie Lousie
7 – Shannon McNally – Can’t Pin A Color
8 – Luke Winslow-King – Cadillac Slim
9 – Leyla McCalla – When I Can See The Valley
10 – John Fohl – Easy Livin’
11 – Dayna Kurtz – Go Ahead On
12 – Eric Lindell – Sunny Daze
13 – Hurray For The Riff Raff – No One Else
14 – Jon Cleary – Viva La Money
15 – Theresa Andersson – Listen To My Heels
16 – Anders Osborne – Aim Way High
17 – Quintron & Miss Pussycat – God Of Thunder

Ir a descargar

Abrimos con Willy DeVille (1950-2009), uno de los artistas procedentes de otra localidad (en su caso, Nueva York) que mejor se empapó de los sonidos de Nueva Orleans. Aunque al frente de Mink DeVille ya se había acercado (Dr. John colaboró con él en Return To Magenta, en 1978), no grabó hasta 1990 un álbum con repertorio íntegramente formado por versiones de clásicos de artistas nuevaorleanos. En Victory Mixture contó con la colaboración de los pianistas Eddie Bo, Dr. John y Allen Toussaint, los guitarristas Leo Nocentelli y Wayne Bennett, el bajista George Porter Jr., el batería Johnny Vidacovich y el saxo Brian Coyolle. De ese disco escuchamos Hello My Lover, un tema de Toussaint.

Instalado en pleno French Quarter de Nueva Orleans desde 1988 e impulsor del revival del rhythm’n’blues de esa ciudad, DeVille grabó en esa época algunos de sus mejores álbumes, como Backstreets Of Desire (1992), considerado su obra maestra, aunque pasó desapercibido en Estados Unidos. A él pertenece Bamboo Road, una canción de sabor cajun gracias al acordeón de Zachary Richard y la mandolina de Freddy Koella. La próxima semana podréis leer una extensa entrevista con Willy en este blog, donde habla de su relación con Nueva Orleans y sus músicos, entre muchas otras cosas.

Meschiya Lake se subió a un escenario por primera vez a los 9 años en un concurso en Rapid City, Dakota del Sur, y descubrió que su vocación era cantar. Sin embargo, su deseo permaneció latente durante años, hasta que, formando parte del Know Nothing Family Zirkus Zideshow And End Of The World Circus, recaló en Nueva Orleans y tuvo una revelación: “Aprendí que es un lugar muy nutritivo para las cosas diferentes, que son apoyadas y celebradas. Y supe de inmediato que era el lugar al que pertenecía”. Y allí se quedó hasta ahora, grabando discos de jazz tradicional junto a The Little Big Horns. De su último trabajo, Foolers Gold (2013), nos llega Catch Em Young. Aquí podemos verlo en directo en los estudios de la KEXP de Seattle el 29 de mayo de 2014:

El cantante y guitarrista de Wyoming Spencer Bohren conoció en 1973 a Dr. John en Colorado, y después de hablar extensamente con él una noche, decidió trasladarse a Nueva Orleans. Allí empezó tocando en locales como Tipitina’s, y de hecho sigue siendo uno de los artistas asiduos de sus escenarios. En 1984 inició su carrera discográfica con Born In A Biscayne, con la colaboración de Dr. John (piano) y John Mooney (slide guitar, mandolina), y canciones como Straight Eight. Durante el Katrina su casa sufrió daños significativos y de esa experiencia salió el álbum The Long Black Line (2006).

La cantautora y activista de Buffalo Ani DiFranco llegó a la ciudad a mediados de los 2000. Su nuevo álbum, Allergic To Water (2014), está registrado en su casa de Nueva Orleans y en un estudio del barrio de Treme, y es una reflexión sobre su vida allí junto a sus dos hijos y su compañero, el productor Mike Napolitano. De hecho, la grabación de su disco Reprieve (2006) se vio interrumpida por el Katrina, y en los posteriores Red Letter Year (2008) y Which Side Are You On? (2012) contó con la colaboración de músicos como C.C. Adcock, The Rebirth Brass Band e Ivan y Cyril Neville. De su reciente Allergic To Water escuchamos el tema See See See See.

Conocido por el gran público por sus producciones para U2, Bob Dylan y Peter Gabriel entre otros, el cantante y compositor quebequés Daniel Lanois tiene una interesante carrera en solitario, muy relacionada con Nueva Orleans. “Llegué como un turista, con la coincidencia de que me ofrecieron trabajar con los Neville Brothers. Por eso compré el equipo”. Tras pasar por varios lugares con su estudio portátil, finalmente encontró una mansión en el French Quarter donde construyó sus Kingsway Studios: allí se han grabado discos de Chris Whitley, Robbie Robertson, R.E.M. y The Neville Brothers, entre muchos otros. Y allí creó su álbum de debut en solitario, Acadie (1989), un guiño a sus orígenes franceses y las raíces cajun con temas donde alterna el francés, como el delicioso Jolie Lousie. Según cuenta, la idea de esta canción le rondaba hacía tiempo, pero la escribió en un par de días. En ella participan Malcolm Burn (teclados y guitarras) y los componentes de U2 Adam Clayton (bajo) y Larry Mullen Jr. (batería). Aquí podemos verla en directo en el Diamond Club de Toronto en 1989:

Aunque tras el Katrina se marchó a North Mississippi, Shannon McNally había vivido en Nueva Orleans varios años desde que llegó de Nueva York. A pesar de todo, la cantautora sigue manteniendo lazos con la música de la ciudad, como demostró en 2013 con el álbum Small Town Tall. Songs Of Bobby Charles, una colección de versiones del creador de See You Later Alligator en la que contó con la colaboración de Dr. John y su grupo The Lower 911 y los arreglos de cuerda del mítico Wardell Quezergue. A ese disco pertenece Can’t Pin A Color.

El cantautor y guitarrista de Michigan Luke Winslow-King llegó a Nueva Orleans a causa del destino. Aunque había estudiado teoría y composición musical en su universidad, en ese momento no se quedó. Años después, en 2001, durante una gira en la que su furgoneta fue robada en Louisiana, se encontró de nuevo en la ciudad y optó por permanecer allí, tocando en las calles y acompañando a artistas locales como John Boutte. Actualmente se le considera un embajador de la rica cultura de Nueva Orleans. Este año ha grabado su segundo álbum, Everlasting Arms, con canciones como Cadillac Slim. Aquí podemos verla en directo en la webserie Jam In The Van, en una furgoneta aparcada en el Jardín Botánico de Nueva Orleans en 2014, junto a su compañera Esther Rose:

En el libreto de su álbum de debut Vari-Colored Songs (2014), un disco de tributo al poeta Langston Hughes, Leyla McCalla afirma que “siempre sentí Nueva Orleans como mi hogar. Cuanto más aprendí sobre la historia de Louisiana, sus lazos con Haití y la cultura oral francesa, más sentimiento de pertenencia sentía y sigo sintiendo”. La cantante y multiinstrumentista neoyorquina de ascendencia haitiana llegó a la ciudad con la idea de ganarse la vida tocando en las calles y bares del Barrio Francés, y acabó explorando la música cajun. When I Can See The Valley es uno de los temas del disco compuestos por Leyla.

Durante algunos años, el cantante y guitarrista de Montana John Fohl formó parte del grupo de Dr. John, The Lower 911, hasta que el pianista decidió remodelar la banda y le echó junto a otros componentes. En Barcelona pudimos verlo actuando en solitario como telonero de Mac Rebennack el 12 de julio de 2010 en la sala Oriol Martorell de L’Auditori, dentro de la programación del Grec. Fohl es un músico acostumbrado a tocar con figuras del blues, como Shemekia Copeland y Charlie Musselwhite, y sigue viviendo en Nueva Orleans. Easy Livin’ es un tema de su álbum Time Ain’t Waitin’ (2002), en el que le acompaña el clarinete de Brian Cayolle.

Otra cantautora que parece sentirse como pez en el agua en la escena de Crescent City es Dayna Kurtz. Desde que se instaló en la ciudad en búsqueda de las raíces, la de New Jersey ha grabado allí, con músicos locales, parte de sus dos discos de versiones de joyas ocultas del soul y el rhythm’n’blues, Secret Canon Vol. 1 (2012) y Secret Canon Vol. 2 (2012). A este último pertenece Go Ahead On. El próximo mes de diciembre, Dayna actuará en Valencia (día 17, El Loco), Madrid (día 18, Clamores) y Barcelona (día 19, Jamboree), con su espectáculo Secret New Orleans, junto al guitarrista y cantante Robert Maché, componente de los desaparecidos Continental Drifters.

Eric Lindell, de California a Nueva Orleans

El guitarrista y cantautor californiano Eric Lindell no consiguió despuntar a nivel nacional hasta que se trasladó a Nueva Orleans en 1999, donde rápidamente descubrió la escena de la roots music. Poco tiempo después conoció a Stanton Moore de Galactic, y empezaron a tocar. Algunos de los músicos más reputados de la ciudad, como el teclista Ivan Neville y el batería Johnny Vidacovich, a menudo se subían con él al escenario. Y así, poco a poco se fue ganando una reputación. Según Lindell, “es una gran sensación ser reconocido por tu música en Nueva Orleans”. De su álbum Change In The Weather (2006) escuchamos Sunny Daze.

Alynda Lee Segarra, una cantautora e intérprete de banjo descendiente de puertorriqueños y crecida en el Bronx, se fue de su casa a los 17 años y después de varias vueltas aterrizó en Nueva Orleans. “No fue hasta que llegué allí cuando me di cuenta de que tocar música era incluso posible para mí. La comunidad que encontré era abierta y apasionada. Los artistas jóvenes me inspiraron. La apatía no forma parte de esa escena. La ciudad me concedió un regalo increíble con su música, y me dieron ganas de instalarme allí y formar parte de ella”. Alynda empezó a componer y creó su propio grupo, Hurray For The Riff Raff. Aunque había grabado varios álbumes en sellos pequeños, su salto a la palestra nacional vino con Small Town Heroes (2014), con canciones como No One Else.

Uno de los hijos adoptivos ilustres que más ha hecho por difundir la música de Nueva Orleans es el cantante, teclista y guitarrista británico Jon Cleary. Según afirma, durante los últimos veinte años se ha dedicado a estudiar “la cultura musical y la vida” de esa ciudad. Como muestra de su admiración por los clásicos, en 2012 grabó Occapella!, un disco de versiones de Allen Toussaint, como Viva La Money, un tema que aparecía en el álbum Motions (1978) de Toussaint y al que Cleary aplica su tratamiento funk junto a su banda The Absolute Monster Gentlemen.

Theresa Andersson, una sueca en Crescent City por amor

La violinista y cantautora sueca Theresa Andersson emigró a Estados Unidos a los 18 años con su pareja de entonces, el guitarrista Anders Osborne, y ambos se instalaron en Nueva Orleans. Tras colaborar con Osborne, participó en discos de Marva Wright, Cowboy Mouth, Galactic y muchos más hasta iniciar una carrera como solista. En 2012 grabó Street Parade, donde contaba con la colaboración de la poetisa Jessica Faust, como en el tema Listen To My Heels.

Y precisamente tenemos al cantante y guitarrista sueco Anders Osborne, la expareja de Theresa Andersson, afincado en Nueva Orleans desde 1990, ciudad en la que pronto destacó por sus incendiarios conciertos en los que mezclaba blues, funk y soul. La revista ‘Guitar Player’ lo ha descrito como “el poeta laureado de la fértil escena de roots music de Louisiana”, y ‘OffBeat’ lo ha nombrado Mejor guitarrista de la ciudad tres años consecutivos y Mejor compositor en dos ocasiones. En 2001, Osborne publicó Ash Wednesday Blues, un disco de canciones inspiradas en el Mardi Gras, como Aim Way High, donde le acompañan Jonny Lang (guitarra y coros) y una banda base que incluye a Kirk Joseph (sousaphone), Davell Crawford (piano y órgano) y Cyril Neville (percusión).

Quintron & Miss Pussycat, probablemente el grupo más bizarro de Nueva Orleans

Terminamos con una de las bandas más bizarras de la ciudad, Quintron & Miss Pussycat, una combinación de electrónica lo-fi, garage rock y marionetas. Tras el seudónimo de Quintron se esconde el excéntrico Robert Rolston, un multiinstrumentista nacido en Alemania cuando su padre cumplía allí el servicio militar. De regreso a Estados Unidos, estuvo en varios grupos hasta debutar con su proyecto en solitario, Quintron. En una gira que pasó por Nueva Orleans conoció a Panacea Theriac (aka Miss Pussycat): empezaron a colaborar, se enamoraron, se casaron y se establecieron en la ciudad. Aunque Quintron es, sobre todo, experto en tocar teclados, también ha inventado curiosos instrumentos como la Disco Light Machine. El dúo, que tiene su propio club,  Spellcaster Lodge, ha grabado una quincena de álbumes en poco tiempo: uno de ellos es Swamp Tech (2005), un disco lleno del espíritu de Nueva Orleans, donde demuestran su creatividad desbocada y su pasión por la música, emblemáticos de su ciudad adoptiva. En él interpretan una versión sui géneris del God Of Thunder de Kiss.

Y de regalo, aquí tenemos a Shannon McNally interpretando en formato acústico Can’t Pin A Color en el estudio del programa Daily Camera de Colorado, dentro de la webserie Second Story Garage:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s