artículos

Ike Turner, la mala reputación

Sufrió lo peor que le puede pasar a un artista: su valía como músico quedó eclipsada por su condición de drogadicto y violento maltratador de Tina Turner. No es raro que su exesposa declinara comentar la muerte de su exmarido, acontecida tal día como hoy.

Detalles truculentos a parte, Ike Turner, nacido el 5 de noviembre de 1931 en Clarksdale (Mississippi), tenía motivos suficientes para pasar a la historia. Iniciado en el boogie por el pianista Pinetop Perkins, empezó a trabajar en la radio.

A finales de los cuarenta formó The Kings Of Rhythm, y en 1951 grabaron en Sun Records el que algunos consideran el primer disco de rock’n’roll, Rocket 88, rompedor por su uso de la guitarra distorsionada… aunque se acreditó a Jackie Brenston And His Delta Cats.

Durante los cincuenta, Ike tocó con B.B. King, Howlin’ Wolf, Muddy Waters y Willie Dixon. En 1957 conoció a la cantante Anna Mae Bullock: convertida en su esposa Tina, el resto es una historia plagada de éxitos como A Fool In Love, It’s Gonna Work Out Fine, Nutbush City Limits, River Deep, Mountain High y Proud Mary.

Pero como Tina se encargó de contar en su autobiografía I, Tina (1986), Ike era un maltratador. A partir de su divorcio en 1978, el músico se hundió en sus adicciones y dio con sus huesos en la cárcel.

En 1993, ya rehabilitado, volvió a la carretera e intentó limpiar su imagen. Tras más de veinte años sin grabar, editó Here And Now (2001). Con Risin’ With The Blues (2006), su último disco, ganó el Grammy al mejor álbum de blues tradicional.

Turner se acercó a las nuevas generaciones: raperos como Salt-N-Peppa samplearon sus canciones y colaboró en el álbum Demon Days (2005) de Gorillaz.

Su último trabajo debía ser un disco con The Black Keys, producido por Danger Mouse. Pero su muerte el 12 de diciembre de 2007 a los 76 años acabó con el proyecto.

Ike expresó su frustración por haber sido demonizado en los medios. Seamos objetivos: él aportó el talento y la experiencia a su dúo con Tina, pero fue la voz de ella la que los condujo a la fama. Eso sí, la cantante nunca interpretaría hits tan espléndidos, a pesar de su resurrección en los ochenta, convertida en una descafeinada estrella AOR para todos los públicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s