En el nombre del padre

El cantautor Tom Russell, uno de los ejemplos de la música fronteriza en Texas

El cantautor Tom Russell, uno de los ejemplos de la música fronteriza en Texas

Ampliamos horizontes geográficos y estilísticos y, además de ofrecer música de Nueva Orleans y Louisiana, también nos acercamos a Texas, California y otros enclaves, con los sonidos del tex mex, el country, el rockabilly y muchos más. Abrimos con un monográfico dedicado a los padres. El motivo se desvela al final.

1 – Wayne Hancock That’s What Daddy Wants
2 – Steve EarleAin’t Nobody’s Daddy Now
3 – Dale WatsonBig Daddy
4 – Kimmie RhodesDaddy’s Song
5 – Alejandro EscovedoBy The Hand Of The Father Theme
6 – Shooter JenningsDaddy’s Hands
7 – Hacienda BrothersIf Daddy Don’t Sing Danny Boy
8 – Marcia Ball, Angela Strehli & Lou Ann BartonGood Rockin’ Daddy
9 – Marcia BallDaddy Said
10 – Andy J. ForestDaddy Says
11 – Lead BellyDaddy, I’m Coming Back To You
12 – Corey Harris & Henry ButlerSugar Daddy
13 – Steve Riley & The Mamou Playboys – Mama Told Papa
14 – George JonesBartender’s Blues
15 – Los Super SevenEl pescador
16 – Tom RussellMuhammad Ali
17 – Harry Connick Jr.Careless Love
18 – Leonard CohenSamson In New Orleans

Ir a descargar

Empezamos con un bloque de artistas de Texas o que han desarrollado allí su carrera. El primero es Wayne Hancock, de Austin, un cantante de característica voz nasal que ha recuperado el estilo del hillbilly clásico de Hank Williams (de hecho, es amigo de su nieto, Hank III), aderezándolo con toques de jazz, western swing y rockabilly. That’s What Daddy Wants pertenece a su álbum del mismo título de 1997, donde cuenta con grandes músicos de sesión de la escena texana como Lisa Pankratz (batería), Lloyd Maines (guitarra acústica y productor), Dave Biller (guitarra) y Chris Miller (pedal steel), además de una sección de metales que le da el toque dixieland.

A Steve Earle no hace falta presentarlo: aunque nació en Virginia desde niño vivió en San Antonio. Con su último disco, Terraplane (2015), producido por R. S. Field, ha pretendido presentar una colección de canciones basadas en el blues y el country-blues añejo, como esta Ain’t Nobody’s Daddy Now. Aquí la podemos ver en directo en los estudios de la emisora de radio KEXP de Seattle el 21 de febrero de 2015.

Dale Watson también ha forjado su carrera en Texas, aunque nació en Alabama. Es uno de los cantantes actuales de country alternativo con mejor voz. En 2011, junto a The Texas TwoChris Crepps (contrabajo y coros) y Mike Bernal (percusión)- se fue a los míticos estudios Sun de Memphis para grabar The Sun Sessions, un disco con sabor a rockabilly clásico, que incluye el tema Big Daddy.

Kimmie Rhodes es una celebrada cantautora texana cuyas canciones han sido interpretadas por Willie Nelson, Joe Ely, Waylon Jennings y Emmylou Harris, entre muchos otros. Además, ha grabado una quincena de álbumes, como Man In The Moon (1988), con Johnny Gimble (violín y mandolina). De ese álbum escuchamos Daddy’s Song.

Alejandro Escovedo, de San Antonio, pertenece a una saga familiar donde predominan los percusionistas (su hermano Pete, colaborador de Carlos Santana, y su sobrina Sheila E, exchica Prince). En 2002, el cantautor publicó By The Hand Of The Father (2002), una recopilación de canciones para un espectáculo teatral sobre los mexicanos que cruzaron la frontera para establecerse en Estados Unidos, entre ellos su padre. By The Hand Of The Father Theme es el tema que abre el disco.

Shooter Jennings, recordando a su padre

Shooter Jennings es hijo del mítico cantante de country outlaw texano Waylon Jennings. Tras grabar varios álbumes de country-rock rozando en ocasiones el hard rock y la psicodelia, en el autobiográfico Family Man (2012) volvió al country más acústico y convencional para rendir tributo a su padre, como en Daddy’s Hands, con Mickey Raphael (armónica, colaborador habitual de Willie Nelson).

Hacienda Brothers es un supergrupo liderado por Chris Gaffney (voz y acordeón) y Dave González (anteriormente en el grupo rockabilly The Paladins). En su segundo álbum, What’s Wrong With Right (2006), producido por el mítico Dan Penn, interpretaban un fronterizo If Daddy Don’t Sing Danny Boy.

Y de supergrupo podemos calificar también la reunión de tres primeras damas de la escena texana, Marcia Ball, Angela Strehli y Lou Ann Barton, en Dreams Come True (1990), producido por Dr. John. En él incluían una versión del rock’n’roll Good Rockin’ Daddy popularizado por Etta James, con Lou Ann llevando la voz principal.

Un año antes de este afortunado encuentro, la cantante y pianista Marcia Ball había publicado Gatorhythms (1989), con Stephen Bruton a la guitarra y Angela y Lou Ann a los coros. Daddy Said es uno de sus temas, con un marcado sabor cajun (no olvidemos que Marcia vive entre Texas y Louisiana).

Y así llegamos a los artistas de Louisiana, con una canción de título similar a la anterior: el rhythm’n’blues Daddy Says, del cantante, armonicista y acordeonista Andy J. Forest, desde su álbum Blue Orleans (1996), con Lil Queenie (voz), la mítica líder de The Percolators.

Lead Belly fue uno de los pioneros más influyentes en el desarrollo del blues y el folk. En 1935 viajó por primera vez a Nueva York, donde grabó ocho canciones, aparecidas posteriormente en Lead Belly’s Legacy, Vol. 3: Early Recordings (1951). Una de ellas era Daddy, I’m Coming Back To You, cuyo sonido añejo denota los años que han pasado desde su grabación.

En el año 2000, dos figuras de la escena de Nueva Orleans, el cantante y guitarrista Corey Harris y el cantante y pianista Henry Butler unieron fuerzas en un disco a dúo, Vü-dü Menz. En él aparecía Sugar Daddy, un tema de Harris con la colaboración del músico zydeco Clifford Alexander (rubboard).

Steve Riley (en el centro, con el acordeón), rodeado de The Mamou Playboys

Hablando de zydeco, Steve Riley (voz, acordeón y violín) lidera una de las formaciones modernas más destacadas del género, The Mamou Playboys. En Bayou Ruler (1998) interpretaban una versión de Mama Told Papa del acordeonista Clifton Chenier, considerado el Rey del Zydeco, donde contaban con la colaboración de C.C. Adcock (guitarra y coproductor).

Llegamos a la parte final de esta sesión y, como decía al principio, ha llegado el momento de desvelar por qué está dedicada a la figura del progenitor. El motivo es rigurosamente personal: el fallecimiento de mi padre el pasado 18 de agosto. Por eso, este último bloque está integrado por canciones que están relacionadas con su vida y con su muerte.

La primera de ellas es la balada country Bartender’s Blues del gran cantante texano George Jones. Un tema compuesto por James Taylor (de hecho, lo incluyó en su álbum JT de 1977) y que Jones editó como single de su álbum del mismo título en 1978. Mi padre dedicó la mayor parte de su vida laboral a trabajar como camarero de sus propios negocios y esta canción resume perfectamente las tribulaciones de un profesional que está harto de escuchar los problemas ajenos. Aquí podemos ver a Jones interpretando Bartender’s Blues en directo.

En 1998, y como una especie de respuesta latina desde Norteamérica al Buena Vista Social Club, se creó Los Super Seven, un colectivo con formación cambiante con componentes de Los Lobos, Texas Tornados, Calexico y Ozomatli junto a leyendas como Joe Ely, Ruben Ramos y Rick Treviño, entre muchos otros. En 2001 editaron su segundo álbum, Canto, producido por Steve Berlin, donde incluían una versión de El pescador (del compositor veracruzano Lorenzo Barcelata) interpretada por César Rosas (voz), junto a David Hidalgo (tres), Rick Treviño (coros), Raul Malo (coros) y Ruben Ramos (coros). La elección de esta canción responde a una de las mayores aficiones de mi padre, la pesca.

El boxeo, y púgiles míticos como Cassius Clay se encontraban también entre sus gustos. De ahí la presencia en esta playlist del cantautor establecido en Texas Tom Russell con Muhammad Ali, de su álbum Modern Art (2003), un tema con ritmos caribeños.

Cuando se acercaba el desenlace, recuerdo perfectamente que una noche, en la sala de espera de la UCI del hospital, sonó una canción que me llamó poderosamente la atención en ese contexto: era una versión del estándar del jazz y el blues Careless Love en la voz de Harry Connick Jr., con un acompañamiento mínimo de piano, percusión y guitarra acústica. Se encuentra en el álbum Oh, My Nola (2007).

En los últimos años, mi padre siempre había expresado su admiración por Leonard Cohen. Solía decir que nunca se cansaba de escucharlo. Así que cuando me encontré en el brete de seleccionar una canción para que lo acompañara al final de la ceremonia laica con que lo despedimos, tuve claro que debía ser Samson In New Orleans, ese precioso vals incluido en el último disco en estudio del canadiense, Popular Problems (2014). Era una forma de unir nuestras dos pasiones, la suya y la mía: Leonard Cohen y Nueva Orleans.

Sirva esta sesión de Ciudad Criolla… En la frontera como tributo a mi padre, Miquel Botella Pont (1932-2015).

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Ciudad Criolla

Ciudad Criolla tiene como objetivo constituirse como un punto de referencia para todos los aficionados a la roots music elaborada en Estados Unidos; una roots music cuyo principal rasgo es, precisamente, su impureza construida sobre una mezcla de influencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: