películas, series

Simpatía por el diablo

Tony Soprano, en el fondo todo un bonachón

Es una pregunta fácil. Venga, mójate. ¿Alguna vez has admirado a un criminal? ¿Crees que es posible que te caiga bien un ladrón o un asesino? Esta peliaguda cuestión, que hace algunos años podría hacer tambalear los cimientos éticos de más de uno, es fácil de responder hoy en día, al menos en mi caso. Sí, soy capaz de admirar a una persona de moral dudosa, porque sé que no todo es blanco o negro.

Sigue leyendo “Simpatía por el diablo”