artículos

El síndrome Lisa Simpson

Pikelet, demasiado normal

Evelyn Morris aparece en escena ataviada para matar, con un castísimo vestido que disimula sus escasas curvas y el pelo cogido con clips, como si fuera su abuela. Y eso no es todo: afea su rostro con unas gafas horribles, lejos del renacido glamour de las robustas Ray-Ban Wayfarer que hoy en día triunfan entre todas las mujeres con un mínimo de sensibilidad estética.

Sigue leyendo «El síndrome Lisa Simpson»